El Palacio Álamos

Proyecto realizado con las arquitectas Daniela Torm y Paula Aguirre

El palacio Álamos fue construido entre 1921 y 1925 por los arquitectos Alberto Álamos Ramos y Humberto Bravo, por encargo de Ignacio Álamos Cuadra (1859-1926), abogado y empresario minero.

Ubicado en el barrio Yungay, en la esquina de las Calles Santo Domingo y General Bulnes es uno de los exponentes del estilo Art Nouveau de mayor calidad en Chile.

El edificio presentaba problemas de humedades y estructurales debido al abandono en que se encontraba. También había sufrido alguna intervención no demasiado afortunada en la que se había “contaminado” las terrazas de cubierta.

Desde el punto de vista programático se distribuyeron los usos de a cuerdo a la necesidad espacial y lumínica de cada uno de ellos, dejando los de mayor importancia en las fachadas y replegando los secundarios al interior, tomando la luz a través del patio que articula la planta del palacio.

Desde el punto de vista estricto de arquitectura, el proyecto encaraba dos objetivos fundamentales. Por un lado limpiar el edificio de elementos no originales que habían ido ensuciándolo a través de los años y por otro potenciar la luz que bañaba prácticamente todo el palacio.

Los criterios de conservación acordados con la constructora y el cliente fueron los siguientes:

-Recuperar todos los elementos de ornamentación posibles tales como, molduras, cornisas, rosetones, escudos, blasones, etc.

-No caer en caricaturizar el estilo Modernista o Art Nouveau imitando elementos en el caso de que no existiera rastro de ellos. Esto sucedió con las pérgolas de la terraza de cubierta y la nueva escalera de emergencia.

Como en todo proyecto de restauración, a medida que la obra iba avanzando se fueron adaptando soluciones en función de lo que nos íbamos encontrando en ella.